FICUS

FICUS benjamina

Foto EL NAJO
Familia de las Moráceas, es una de las plantas de interior más conocidas puede alcanzar 1,50 ó 2 metros de altura, tolera los ambientes de las casas, galerías,  siempre que tenga luz suficiente.
Fue introducido en Europa a principios del siglo XIX desde las Islas del Pacífico asiático, convirtiéndose pronto en variedades habituales en jardines y casas.
Arbusto perenne tiene un tronco irregular, el género engloba unas 800 especies de árboles y arbustos, los más adecuados para interior son:
Ficus benjamina
Muy elegante, grandes hojas de punta alargada y ramas colgantes.
Ficus pumilla
Arbusto trepador que a menudo se utiliza en paredes de interior como planta colgante.
Ficus deltoides
Esta especie es pequeña, 30 -60 cm. que se cubre de frutitos amarillos después de la floración.
Ficus rubiginosa
Esta es muy apropiada para los sitios más frescos de la casa, ya que tolera las temperaturas bajas.
Ficus lyrata
De abundantes y grandes hojas que dan a la planta volumen
Sus hojas coriáceas, ligeramente onduladas, le dan a la planta un aspecto muy bonito, toleran muy mal las corrientes de aire y el exceso de humedad. Cuando es joven sus hojas son de color verde claro, a medida que la planta crece se van poniendo más oscuras y brillantes.
Se abonan una vez a la semana desde abril hasta septiembre y se multiplica en primavera por esquejes terminales plantados en sustrato y manteniéndolos en ambiente húmedo, en verano con dos riegos semanales tiene bastante y en invierno con uno, siempre en cantidades pequeñas y con agua tibia, tolera mal la fría y las corrientes de aire y una dosis de fertilizante durante la primavera.
Cada cierto tiempo necesita una poda de mantenimiento podando las ramas superiores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.