ÁRBOLES Ciprés coníferas

CIPRÉS MEDITERRÁNEO

 

Foto EL NAJO
                                        
 ( cupressus sempervivens )
Familia de las Cupresáceas es una especie arbórea de hoja perenne muy longeva, llega a tener 20 ó 30 metros de altura, sus hojas de color verde oscuro, su tronco recto con raíces bien desarrolladas, su madera, al tocarla tiene un perfume que nos recuerda al cedro y sus semillas están en bolas en forma de conos por escamas que se desprenden cuando están secas.
A lo largo de la historia su madera se ha utilizado para la construcción de barcos por su dureza y resistencia a la humedad, se dice de ella que no la ataca ningún insecto.
Estamos acostumbrados a verlos en los cementerios y en los jardines mediterráneos formando dibujos y formas  en el arte topiario.
Típicamente mediterránea,  en la antigüedad, en las casas rurales su presencia indicaba un recibimiento acogedor y hospitalario.
También como planta medicinal sus hojas y bolas se utilizan para diversos tratamientos: hemorroides, varices, problemas de próstata, etc…, así como su aceite esencial que se usa en la elaboración de colonias.
Se propaga por semillas que se plantan en invierno en semillero, se cubre con una ligera capa de tierra y suelen tardar en germinar unas 8 semanas, más o menos, en un lugar abrigado y cálido. Una vez salen las plantitas deben pasar el invierno en lugares protegidos de las heladas y ventilados y transplantarlas entre la primavera y verano a los lugares definitivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.